Dijo estar preparado para presidenciales pero sin jugar posición adelantada

Henrique Capriles encabezó como gobernador el acto de ascenso de 155 bomberos de Miranda CORTESÍA

Henrique Capriles encabezó como gobernador el acto de ascenso de 155 bomberos de Miranda CORTESÍA

miércoles 27 de febrero de 2013  12:00 AM
El gobernador Henrique Capriles Radonski, alertó ayer que “en cualquier momento” va a reiniciar sus recorridos por el país porque “me lo están pidiendo”, incluso simpatizantes del chavismo “que no son seguidores de esta pandilla, de este binomio que está destruyendo a Venezuela y me piden que me ponga al frente. Yo me pongo al frente, pero que atrás haya millones de voluntades y estén pendientes de qué hace usted para ayudar a su líder”.

No obstante su disposición a retomar su papel como dirigente nacional, el Gobernador de Miranda llamó la atención de que el debate sobre una eventual elección presidencial tiene relegado el proceso que él estima es más importante ahora: las elecciones de alcaldes y concejales del 14 de julio.

“Esa elección se está dejando a un lado. Deberíamos ya crear un comando de campaña nacional para apoyar a candidatos a alcalde y concejales y hacerle frente a un proceso cantado y están corriendo sus lapsos”. Sobre “el otro proceso”, el gobernador afirmó que “hay que estar preparados, y preparados estamos” pero expresó su desacuerdo con “jugar posición adelantada” ante unos comicios que aún no han sido convocados por el CNE.

Insistió en que su agenda es la de la gente y sus problemas. “Esa bonanzas petrolera no le llega a los venezolanos, Venezuela no progresa. Progresar es tener un empleo digno, escuelas con la mejor educación, que salga de su casa y no lo atraquen, no lo maten (…) Yo no trabajo para la oposición ni para el Gobierno, trabajo para los mirandinos. Estoy desde Miranda construyendo una alternativa que demuestra que podemos trabajar unidos y vivir mejor”. Capriles Radonski ofreció declaraciones luego de terminar el acto de ascenso de 155 funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Miranda que atienden a Barlovento y Guarenas-Guatire.

El gobernador Capriles también se refirió a algún jefe partidista cuya aprobación o simpatía no le hace falta, pero sin identificar el causante de su molestia. Extraoficialmente se conoció desde Primero Justicia que Capriles se refería al presidente de Copei, Roberto Enríquez.

“No estoy aquí para ganarme la simpatía de un partido político o un grupo que venga y me unja a mí. Creo en la unidad de nuestro pueblo. Si allí hay algunos que no me quieren, están en su derecho. A mí lo que me interesa es que el pueblo me quiera, yo le rindo cuentas al pueblo (…) El que quiera estar en la mecánica política, sacando cuentitas por aquí y por allá, está en su derecho. No tenemos que compartir. Yo fui candidato porque el pueblo me eligió en primarias, no logramos (ganar el 7 de octubre), pero hay un objetivo superior que sembramos en el corazón del pueblo. Eso está allí y no ha evaporado”.

A la tercera va la vencida

Henrique Capriles declinó opinar sobre el estado físico y la salud del presidente Hugo Chávez y ratificó la exigencia de que el alto Gobierno informe la verdad sobre el tema.

“Es el Gobierno el que tiene que informar. Las cobas que están metiendo al pueblo…quienes están metiendo coba lo van a pagar caro. Están jugando con la incertidumbre para seguir abonando en ese terreno para que exista aquí apatía, para que la gente no se organice, el miedo, las amenazas…todo forma parte de su libreto. Son ellos los que tienen que rendir cuenta. Aquí estamos para hablarle con la verdad, queremos que el país salga adelante unido. Todas esas cobas que le han metido a los venezolanos las van a pagar duro. Es el pueblo el que quita y pone. Ya veremos qué pasa en ese juego”.

Capriles también recordó que como candidato en Miranda ya ha derrotado a dos líderes del chavismo: a Diosdado Cabello y a Elías Jaua.

“Ya llevo dos vicepresidentes que, fuiiiiz…los he raspado. A la tercera va la vencida”, señaló el gobernador en directa alusión a Nicolás Maduro, al tiempo que se pasaba de un lado al otro del cuello el dedo índice, en señal de degüello.

“Y siguen allí (los derrotados) porque así es el Gobierno, al que pierde lo premian con un cargo. Eso es una pandilla, cuando uno pierde la pandilla se ubica en otro lado. Ellos que andan como loquitos, ellos se creen mucho, ya veremos”.

También se quejó Capriles de que el Gobierno no ha respondido a los requerimientos presupuestarios que él presentó en la reunión del Consejo Federal de Gobierno del 3 de enero de este año.

fuente: http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/130227/capriles-pide-comando-nacional-para-las-elecciones-municipales