Funcionarios del Cicpc iniciaron las investigaciones para determinar si el hombre murió por una reacción alérgica

Un hombre identificado como Alexander José Alvarado (30) falleció tras inyectarse silicón en los glúteos en un hotel ubicado en el casco central de Maturín.

inyeccion

De acuerdo con la información publicada en la página web de La Prensa de Monagas, la inyección le produjo una reacción alérgica que desencadenó en un infarto.

El grupo de amigos que se encontraba con Alvarado, al momento de su muerte, detalló que tras aplicarse la sustancia perdió la respiración y presentó una coloración azulado en la piel.
Funcionarios del Cicpc dieron inicio a las labores de investigación para determinar la verdadera causa de muerte. 
Alvarado era dueño de una peluquería ubicada en la calle Carvajal de Maturín, vivía en el sector Los Guaritos VI, y presuntamente en las noches era un travesti
Más información en La Prensa de Monagas